www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Conociendo a fondo a Horacio Ferrer

Quién es Horacio Ferrer?
Dentro de los famosos que viven en Recoleta, el poeta Horacio Ferrer es realmente un vecino ilustre, que vive en el Hotel Alvear, uno de los 20 hoteles más importantes del mundo.

Horacio Ferrer nació en Montevideo el 2 de junio de 1933. Hijo de padre uruguayo y madre argentina, que se conocieron en un veraneo montevideano (así lo dijo Ferrer).
Se quedaron a vivir en Montevideo y cuando Horacio tenía un mes, cruzaron el río en el Vapor de la Carrera, y vinieron a Buenos Aires para mostrarle su familia argentina.

Desde muy pequeño ha estado conectado con la cultura y el arte y a corta edad, ya escribía versos, obras para títeres y algo después, milongas que cantaba acompañándose con guitarra. Un tío materno le enseñó a sacar tangos "de oído" y también fue el encargado de hacerle conocer la noche porteña.
Sus primeros tangos surgieron a comienzos de los '50.
En 1954 fue el fundador del Club de la Guardia Nueva, a partir del cual conoció a Troilo y a Piazzolla.

Tras abandonar sus estudios de arquitectura ingresó como redactor a los suplementos del matutino montevideano "El Día", y por pedido de Troilo escribió La última grela.

En 1967 graba los poemas de su "Romancero canyengue" para el sello argentino independiente Trova, acompañado por la guitarra de Agustín Carlevaro. Ese disco provoca que Piazzolla lo invite a escribir juntos, lo que harán intensamente hasta 1973. Así surge, como primer gran fruto, la operita "María de Buenos Aires", que en 1968 estrenan, en la sala Planeta, de Buenos Aires, Piazzolla con su orquesta de diez músicos, las voces de Héctor de Rosas y Amelita Baltar, y el propio Ferrer como recitante en el papel de El Duende.

Luego compuso "Chiquilín de Bachín", "Balada para un loco" y tantos otros éxitos.
Ferrer colaboró con importantes artistas del género, como Roberto Grela, Leopoldo Federico, Raúl Garello y Horacio Salgán.
También escribió con otras grandes figuras del tango, como Julio De Caro, Pedro Laurenz, Osvaldo Pugliese y Aníbal Troilo

Es el autor, entre otras obras, de "El Libro del Tango, Arte Popular de Buenos Aires", cuya primera edición data de 1970.

Fue el fundador y primer presidente de La Academia Nacional del Tango de la República Argentina, haciendo su presentación el 29 de junio de 1990 en el Salón Dorado del Teatro Colón.
Fundó además otras 30 academias en diferentes países.

Entre muchas de las distinciones que se le otorgaron, podemos citar la Declaración de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, en 1992 y la Medalla de Honor de la Sorbona en 1998.

Entrevista:

El lunes 15 de mayo tuvimos el placer de verlo en Esquina Carlos Gardel, donde fue invitado de honor y participó del show, luciéndose con la interpretación de Balada para un loco, en la que fue acompañado por la cantante Roxana Fontán.

Al finalizar el show, lo esperamos para saludarlo, felicitarlo y solicitarle una entrevista.

Como dice una frase tan trillada: "con la humildad de los grandes" y fundamentalmente con la caballerosidad que lo caracteriza, a pesar de su apretada agenda, ya que viajaba el miércoles a Europa, nos concedió una entrevista en el Hotel Alvear, donde nos atendió con mucha amabilidad y bien dispuesto a responder nuestras preguntas.

Impecablemente vestido, el maestro era observado por los huéspedes del hotel, saludado por quienes lo reconocían y por el personal, que le dispensa un gran respeto.

Comenzamos preguntando:

- Cuando vino a Buenos Aires por primera vez, fue que se cayó en el barco y volvió a nacer, como lo describió en otras entrevistas?

Sí, fue en el primer viaje, aunque yo vivo cayéndome, parece que es mi destino.
Mi padre sufría de vértigo, entonces durmió en la cucheta de abajo y mi madre y yo en la de arriba. Mi madre se durmió y entonces me caí al piso y de ahí, quedé así para toda la vida (acotó sonriendo).

- Al contrario, ojalá toda la gente quedara así después de un golpe!

- Mañana saldrá de viaje. Lo hace por trabajo o para celebrar su cumpleaños el 2 de junio?

Si, este año y el pasado, coincide en que también fue en Bruselas, una ciudad que nos gusta mucho a Lulú y a mi.

- Tienen hijos?

No, no tenemos hijos, no quise. Adoro a los niños, pero nunca pude entender cómo podía educar bien a un niño, cuando soy un hombre de cresta de ola y de resaca de ola.
Según los momentos de la vida, yo no he vivido para el dinero ni nada por el estilo y tampoco me hubiera gustado teniendo dinero, confiarlo a una institutriz. Yo viajo mucho, tengo buenos y malos momentos económicamente y eso no puede ser, someter a los niños a ese tipo de fluctuaciones.

- Qué lo llevó a elegir vivir en Recoleta?

Mi madre nació en Esmeralda y Juncal en 1896. Ella vivió 93 años y de chica venía a jugar a la Recoleta. Ella jugaba bajo las magnolias cuando tenía apenas 4 años.
Mi abuelo está sepultado en Recoleta.

El barrio es muy entrañable para mí por razones familiares y además porque me encanta todo esto. Es un barrio pituco, de gente adinerada y que vive bien. Yo elegí el barrio por esas razones y porque me encanta, es un barrio popular, fino, con un espacio urbanístico majestuoso, con ese parque comprendido entre las calles Vicente López y la avenida Alvear, Libertador que es una preciosura y las ferias artesanales de los fines de semana. Es un barrio que yo amo y le he escrito una canción, hace 7 u 8 años, con música de Mario Cosentino que se llama "La Recoleta" y canta Jairo.

Un día estaba frente a la ventana, sentado en la computadora y miraba delante de mi, tenía todo el parque, bueno... no tuve más que copiar la realidad.

- Desde cuando vive en el Hotel Alvear?

Desde 1976, este año se cumplirán 30 años desde que vivo aquí. Antes yo había venido porque paraba acá Serrat y yo era su amigo y entonces venía a hacerle reportajes, a visitarlo y además tengo muchos amigos que son del barrio. Desde los años 60, 70 ellos venían al Hotel para bailar con la orquesta de Don Dean.
Recoleta es un sentimiento, no?

- Por qué motivo eligió vivir en el Hotel?

Fue una casualidad, yo detestaba los aeropuertos y los hoteles, me parecía una vida acartonada, almidonada, pero como cuando uno se pone muy pretencioso y dice... yo detesto ésto, la vida me revolcó en el polvo, haciéndome el hombre más feliz de la tierra en un lugar donde todos los vecinos son pasajeros.

No todo en la vida es ganar dinero, pero Dios dijo: - a este muchacho que trabaja tanto, vamos a hacer que viva muy bien. Lo voy a premiar haciéndolo vivir en dos Palacios: El Hotel Alvear y el Palacio Carlos Gardel, que es la Academia.

- Cuáles fueron los cambios más importantes que notó en el barrio?

Bueno... muchísimos. Para algunos vecinos tradicionales, esta zona ha sido destruida, por ejemplo, acá estaba la casa donde vivía la familia de mi gran amigo, el embajador Archivaldo Lanús, que fue comprada y destruida, una casa de una planta.
En esta misma esquina y hasta Posadas, estaban las caballerizas, las cocheras y las habitaciones de los choferes y las mucamas, así que esto cambió completamente en los últimos 30 años.
Estaba nada más que la Munich y la Biela, mientras que ahora acá hay más de 40 boliches en cuatro cuadras. Es increíble, es impresionante, a mi me encanta, porque es un barrio divertido, con mucha vida, con esas estatuas vivientes, con los muchachos que tocan la guitarra, con los que tocan el saxo, los que bailan, además está el Centro Cultural Recoleta, también una preciosura que era el antiguo convento de los monjes recoletos.

Recoleta en realidad no es un barrio muy antiguo, es lo que se gestó en torno del cementerio, las fiestas del Pilar, las carpas de las soldadescas, un baile de tango que había....... el Prado Español, estaba en la avenida Quintana, donde es hoy la Biela.
Allí se bailaba tango, colocaban unas cuerdas atadas de los árboles y se bailaba el tango sobre piso de tierra.

Para mi el barrio cambió para bien. No cambió su estética, sus casas siguen siendo elegantes, no hablo de la época de los chalet, pero sus edificios son muy elegantes.
Por ejemplo este Hotel que tiene la misma edad que yo, que nací en el año 33... es fantástico no?

- Qué le desagrada del barrio? Hay algo que no le guste?

No, no, todo me gusta. Los comercios, la cantidad de locales finos que hay por Posadas, Av Callao. Es un barrio muy elegante.
Yo, como soy geminiano me adapto a todo y soy feliz en un rancho, comiendo tortas fritas con un vaso de cerveza o soy feliz en un palacio, me adapto y me gusta disfrutar de todo en la vida. No reniego de nada, solamente de la maldad, la injusticia y los delitos. La libertad es uno de los derechos no solo éticos sino cotidianos que se le ha brindado al ser humano y que es un tesoro.

- Entonces, no le cambiaría nada al barrio?

Posiblemente algunas cosas, pero en general los gobiernos son muy positivos y han dotado a los barrios y a la ciudad de cosas muy bonitas. Es la París de América, es la capital de la República.

- Usted fue amigo de Eladia Blázquez, también vecina del barrio?

Si, ella vino en los últimos años de su vida a vivir en la calle Rodríguez Peña (entre Arenales y Juncal), cerca de donde está la fuente. Ella adoraba esa fuente.

- Dónde nota Ud. que se lo recibe con mayor fervor, cuál es el público que se asemeja más al argentino?

El de Montevideo es muy parecido, la cultura es la misma. En España también me han recibido muy bien y en Rusia, donde estuve recientemente, en Finlandia, Polonia, esto varía. "María de Buenos Aires" es la operita más dada del teatro argentino en toda su historia, 75 ciudades en 25 países. En 1996 iniciamos una gira alrededor del mundo con el maestro Guido Kremer, Julia Zenko, Jairo y después Raúl Lavié

Lo que pasa es que el público argentino, y no lo digo yo, lo dice Joaquín Sabina, "no hay público como el de Buenos Aires".
A mi me encanta el público del interior, vengo de Tucumán de hacer una conferencia para 200 personas y un recital con mis versos, donde el público fue maravilloso, cálido, emotivo.

- En el año 1954 Ud. fundó el Club de la Guardia Nueva, en qué consistía ese movimiento?

Era un movimiento de muchachos gestado por las nuevas tendencias vanguardistas del tango, Piazzolla, Rivero, Franchini, Pugliese, Salgán. Eran grandes artistas, pero también fuimos el primer grupo de gente liderados por mí, que nos dimos cuenta que el tango tenía una historia que no estaba estudiada, había algunas bibliografías donde Gardel era tratado como sapo de otro pozo y nos pusimos a estudiar el tango en serio, y de allí surgió toda la historiografía moderna del tango.

Un artículo de Juan Carlos Lamadrid, en La Prensa en el '52, fue el primer tipo que filosofó sobre los estilos del tango, gran poeta y Ramón Gómez de la Serna, un escritor español que escribió sobre la interpretación del tango. Es un libro de interpretación poética y filosófica maravillosa del tango, eso fue lo que nos inspiró a nosotros, que nos pusimos a estudiar las otras épocas del tango, con sus mudanzas sociales, geográficas y su distinta radicación en los boliches que fueron cambiando de lugar, la ciudad se expandió, parecía que el tango se venía al centro pero, a su vez se expandía. Eso lo aprendí yo estudiando urbanismo.

- Ahora muchos jóvenes han tomado el gusto por el tango...

Porque terminó la interferencia, ninguna cultura es rica si no recibe a otras culturas. El autismo, la burbuja son siempre cercenamiento de la libertad. No hay ley que le diga a uno lo que tiene que gustarle, pero debemos ser capaces de mostrarles lo que hemos sido capaces de producir. Hemos seducido al mundo con el tango.

- Ud. estudiaba arquitectura?

Si, efectivamente, estudié diez años de ingeniería en arquitectura y a fines del año 2003, en una hermosa ceremonia con 400 arquitectos presentes, la Sociedad Central de Arquitectos me nombró "Primer Arquitecto Honorario de la Ciudad", por haber exaltado tanto la ciudad y por el diseño que hice del Museo Mundial del Tango, en función a la Academia.
Fue maravilloso... a la vuelta de los años, quién iba a decirlo, no?

- Que lo motivó a escribir "Balada para mi muerte"?

Me parece que la muerte forma parte de la vida, no está fuera de la vida, presentí que iba a morir en Buenos Aires y lo hice acá, en la Plaza Francia, en la Recoleta, pero la escribí en Montevideo y después Piazzolla le puso música.

- Le teme a la muerte?

Bueno... es algo que interrumpe algo tan maravilloso como la vida, pero uno no sabe en qué punto de la vida está entonces, ni tampoco sabe cómo será la psicología de la vida cuando sea anciano. He conocido todas las psicologías de la vida, desde la niñez, pero... no sé cómo seré dentro de 20 años.

- Qué cosas le quedan por hacer?

Uhhhh, escribir muchísimo, es mi pasión, escribir y recitar mis versos, ser un hombre muy feliz estudiando mis versos y escribiéndolos y tirándolos también, cuando no son buenos.
He hecho todo lo que quería, hasta los 36 o 37 años solo viajé de Buenos Aires a Montevideo, pero después me han invitado a todas partes, trabajando y haciendo viajes de media estrella, cuando no podía hacer viajes de cinco. Pero la verdad, hay cosas de las cuales me excluí, porque yo era un buen dibujante que me ganaba la vida haciendo dibujitos para los diarios, pero cuando conocí a Lulú, que era escritora, que pinta y dibuja muy bien, entonces dije: - yo abandono todo esto.
No debe haber competencia en la pareja. Lo que he abandonado, lo abandoné a conciencia.

Rescatar el amor que tenemos con una mujer maravillosa, que es Lulú, es un privilegio. Podía no haberla conocido pero el destino tiene sus magias.

- Chiquilín de Bachín, está inspirado en algún personaje real?

Si, en Pablito González, en realidad me inspiré en todos los chicos, pero él me dijo que quería ser el Chiquilín de Bachín.

- En qué se inspiró para escribir "Balada para un loco"

En un amor que tuve, en realidad, fue un presentimiento de Lulú, pero era otra chica la que desencadenó eso.

Hay más de 150 interpretaciones de la balada, y cada uno la interpreta a su manera.
Ahora la vamos a hacer en San Petersburgo con Roxana Fontán.

- Qué siente cuando la gente se le acerca para saludarlo?

Es una cosa delicadamente hermosa.

- En qué lugar del mundo son más reconocidos Ferrer y Piazzolla?

Nosotros somos de acá, pero yo voy a otras partes y me adapto, "el pago" (refiriéndose a Buenos Aires) es como un perfume, la manera de gesticular, de caminar. Todo, hasta los insultos son más gratos acá.

- Por qué cree que algunos se resistieron a Piazzolla?

Es lógico, la gente quiere conservar su juventud, lo que ha disfrutado en la vida y no quiere que se lo cambien, ni siquiera uno quiere cambiar uno mismo, quiere conservar su aspecto, de manera que eso es lógico.
Piazzolla decía: - tengo miedo de empezar a gustar... porque tengo miedo de no estar creando.

Piazzolla colaboró con varios, con Borges inclusive, pero no era lo que él quería, entonces me buscó a mi, y me dijo: - quiero que trabajes conmigo porque mi música es igual a tus versos.

Desde entonces, trabajamos más de 20 años juntos.

Finalizamos así la entrevista a un hombre encantador, que nos cedió parte de su valioso tiempo y nos enriqueció con sus anécdotas e historia de vida.

Sr. Ferrer, Conozca Buenos Aires agradece la gentileza de habernos recibido y le desea que el 2 de junio pase un muy Feliz Cumpleaños!

Entrevista y compaginación: Susana Espósito y Luis Leoz

Visitas guiadas, City tour y Excursiones, consúltenos.
Teléfonos: 15-5614-8869 o 15-5850-3110