www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Historia del barrio


Cuando Juan de Garay funda Buenos Aires en 1580, venía en dicha expedición el capitán Rodrigo Ortiz de Zárate, a quien nombró Alcalde.

Al distribuir las tierras entre sus acompañantes, Garay le asignó a Rodrigo, un cuarto de manzana sobre las actuales calles Balcarce e Hipólito Yrigoyen (ángulo SE) y además una quinta suerte de chacra situada en el actual barrio de Recoleta, al oeste de la Plaza Intendente Alvear, a la que llamó "Los Ombúes", por los árboles que dominaban el lugar.

Ortiz de Zárate tuvo varios hijos y el mayor, Juan, fue quien heredó la chacra, vendiéndola posteriormente al General D. Francés de Beaumont y Navarra, por un traje completo de hombre, compuesto por calzón, ropilla con mangas, jubón y capa, al considerar que ese lugar no tenía ningún valor.

A principios del siglo XVIII, Recoleta era una zona de extramuros, lo que en Buenos Aires antiguo equivalía a decir desolada y lóbrega, con el río lamiendo sus pies, rica en árboles y zanjas.

Hasta esas tierras inhóspitas llegaron los frailes Recoletos descalzos de la Congregación Franciscana.

Allí levantaron su pequeño convento, hacían una vida desprovista de toda riqueza y estaban dedicados a la oración, el trabajo y el silencio. Tenían su huerta para autoabastecerse, donde trabajaban descalzos y en silencio.

El señor Valdéz e Inclán, dueño de un terreno en las cinco esquinas, era devoto de la virgen del Pilar, patrona de Zaragoza, a quien prometió que si curaba a su madre, que estaba muy enferma, construiría una pequeña iglesia. Como esto ocurrió, él cumplió con su promesa, comenzando con las obras que no pudo concluir, porque falleció, pero la capilla fue terminada con donaciones del señor Juan de Narbona, un contrabandista de aquellos tiempos.

La iglesia, fue inaugurada el 12 de octubre de 1732, y puesta bajo la advocación de la virgen del Pilar, pero la gente comenzó a llamarla "de los recoletos" o simplemente "la Recoleta", nombre que se extendió a todo el barrio.

Con el correr del tiempo, se fueron estableciendo algunas quintas y en 1871, a raíz de una epidemia de fiebre amarilla, las familias adineradas que vivían en la zona sur (San Telmo y alrededores) se desplazaron a la zona norte (Retiro y Recoleta) donde hicieron construir sus residencias palaciegas de estilo francés, que le dieron al barrio el toque de refinamiento y elegancia que hoy lo caracteriza.

Actualmente, modernos edificios emergen impetuosos entre aquellos que aún se conservan como testimonios de aquella época y el trazado de las plazas embellecen la zona.

Recoleta es uno de los 48 barrios de nuestra ciudad que ofrece un ramillete de posibilidades y atractivos: arte, historia, naturaleza y diversión la convierten en la zona predilecta de los porteños y deleite de turistas.

Poco a poco iremos descubriendo el misterioso encanto de este barrio, donde conviven la vida con la muerte en armonía total.



Contador gratis
Visitas guiadas, City tour y Excursiones, consúltenos.
Teléfonos: 15-5614-8869 o 15-5850-3110