www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Estación de la línea H nominada Carlos Jáuregui

A raíz de la iniciativa impulsada por los legisladores Maximiliano Ferraro, Carlos Tomada y Pablo Ferreyra, en diciembre pasado, la Legislatura porteña aprobó la ley para que la estación Santa Fe, de la línea H, lleve el nombre de Carlos Jáuregui, desde el lunes 20 de marzo.

Estación Carlos JaureguiEn el acto en el que se rebautizó la estación Santa Fe estuvo presente el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien destacó que esta es la primera parada de subte, en el mundo, que lleva el nombre de un militante de la comunidad LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales y queers), y constituye un espacio de visibilización para un grupo que durante mucho tiempo ha sido vulnerado en derechos en nuestra sociedad.

Carlos Jaúregui, fundador de la CHA (Comunidad Homosexual Argentina), uno de los primeros y principales activistas argentinos por los derechos homosexuales. Fue el primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina y fundador de Gays por los Derechos Civiles. En 1992 motorizó junto a César Cigliutti la primera Marcha del Orgullo Gay en la Ciudad, a la que apenas concurrieron unas 300 personas. La mitad, con las caras ocultas detrás de máscaras, como símbolo de la clandestinidad a la que estaban obligados.

Además del nuevo nombre, la estación fue intervenida artísticamente con murales que recuerdan frases del homenajeado, y simbolizan la lucha por una igualdad auténtica entre individuos hetero y homosexuales.

Indudablemente, desde aquellos tiempos en que Jáuregui comenzó su militancia hasta hoy, se obtuvieron muchos logros entre los cuales se puede citar el matrimonio igualitario, pero además el gobierno impulsa permanentemente la inclusión y no discriminación a quienes eligen vivir una sexualidad diferente. De hecho, hace poco tiempo se sancionó a la confitería La Biela, cuando dos lesbianas se prodigaban mimos y fueron invitadas a retirarse. Esa actitud del mozo se tomó como discriminación y el gobierno porteño obligó a los mozos a asistir a charlas antidiscriminatorias. En esta especie de campaña para concientizarnos y aceptar las elecciones sexuales de cada uno, ya se hacen publicidades donde un jovencito dice que le gusta Juan más que Lucía y también la publicidad de un dentífrico muestra dos jovencitas besándose apasionadamente, como si fuese lo más natural.

Todos los ciudadanos tenemos derechos y obligaciones, entre ellos, es nuestro derecho elegir cómo vivir nuestra sexualidad pero es nuestra obligación no ofender al resto con actitudes incorrectas. Todo tiene un límite y debemos tener en cuenta cómo manejarnos en determinados espacios de uso común.


www.conozcarecoleta.com.ar (2668) - Publicado: Martes 22/03/17