www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Inclusión financiera en la Villa 31

La urbanización de la Villa 31 va viento en popa y ahora se incorpora un banco privado. Se trata del Santander que abrió allí una sucursal y se suma al cajero del Banco Ciudad, que fue el primero en llegar a la villa y que también ampliará su local.

La inclusión financiera favorece a los habitantes de la villa, ya que la gente recurre a prestamistas que cobran altísimas tasas y ahora podrán recurrir a los bancos.

El crecimiento de la Villa es enorme pero desde que el Gobierno de la Ciudad comenzó con las tareas de urbanización, se aprecian grandes cambios: las calles son más anchas, hay algunos árboles, los locales comerciales tienen vidrieras más vistosas y coloridas, hace poco se inauguró una escuela modelo, se instaló allí la sede del Ministerio de Educación, que forma parte del Polo Educativo María Elena Walsh.

El Santander es el principal banco privado del país y abrió un local en la estratégica esquina de Carlos Perette y Rodolfo Walsh. En diagonal al nuevo banco, se encuentra una oficina pequeña con un enorme cartel que indica "Crédito a las 24 horas". Los bancos llegan para competir con esos prestamistas que cobran tasas exageradas a los feriantes, los textileros, los artesanos de bijouterie y a quienes se dedican a la gastronomía.

Diego, Silvina y Verónica, estudiantes universitarios avanzados, que viven en el barrio, son los responsables del local del Santander, que el banco llama Sucursales de Integración Social. Con tres cajeros automáticos y atención personalizada, el banco ofrece servicios a medida, desde microcréditos a microseguros y tarjetas pensadas en función de la capacidad de pago de los clientes. ¿Las tasas? "Las de mercado", dice Darío Gaytan, el responsable de estas sucursales del Santander que sumarán 10 a fin de año, si se cuentan las cinco que ya poseen en los lugares más pobres del Conurbano bonaerense.

Ahora el desafío, según Gaytán, es que la gente le pierda el miedo al banco, que es el primer paso para la formalización. De allí la integración con los vecinos en un trabajo conjunto con otras empresas y el gobierno porteño. Cuenta que ayudarán a formalizarlos acompañando en los trámites para obtener el monotributo social y a diseñar planes de negocios a los emprendedores que abundan en los barrios.


www.conozcarecoleta.com.ar (2299) - Publicado: Miércoles 03/07/19