www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Museo Nacional de Arte Oriental

El miércoles 4 de septiembre reabrirá sus puertas al público el Museo Nacional de Arte Oriental, en su sede original, un espacio en el primer piso del Museo de Arte Decorativo.

Este Museo que nunca tuvo sede propia fue inaugurado el 5 de agosto de 1966. Desde entonces se había instalado de manera provisoria en cuatro habitaciones del Palacio Errázuriz, en el barrio de Palermo.

Fue cerrado en 2001 por denuncias de robo y mal manejo. Se había denunciado el robo de 400 piezas, algunas de las cuales, dicen, fueron reemplazadas por réplicas, y objetos en pésimo estado de conservación. En este contexto hubo allanamientos y fue así que se decidió su cierre. Incluso había obras que faltaban y otras mal catalogadas y mal restauradas, según dicen entendidos en el tema, pegadas con Poxipol.

Hubo varios intentos de mudarlo y entre ellos, se barajó la posibilidad de llevarlo a la actual Casa del Bicentenario, también a la Casa de Lucio Mansilla en Belgrano, pero ambas opciones fracasaron y aunque ahora reabrirá su pequeño espacio dentro del Museo de Arte Decorativo, no se descarta encontrarle sede propia.

A partir del miércoles y después de 18 años cerrado, el público podrá disfrutar apreciando en una sala, una muestra temporaria y en la otra la reserva del museo, o sea, una sala que guarda obras, como si fuera un depósito, pero que estará abierta a los visitantes, sin una curaduría ni un relato sobre lo que se ve. Allí, se encuentran: un guardián Nio -protector de Buda-, planeras con estampas japonesas, abanicos chinos, pequeñas botellas para tabaco, una pieza tallada en madera y con plumas azules de Martín Pescador y hasta ladrillos funerarios chinos, que datan del 600 antes de Cristo y que por ahora no se pueden ver.

En la sala con muestra temporaria, el miércoles se inaugura Oriente es imaginario y se exponen tres vitrinas con objetos del acervo del museo. Hay una vitrina sobre “Filosofía y espiritualidad”, con objetos budistas e hinduístas; otra con objetos que bien podrían ser arte o bien podrían ser artesanías, y una última vitrina con objetos realizados en Oriente al gusto de Occidente (con mucho dorado, tal como se supone que los occidentales imaginamos Oriente) y con objetos realizados en Occidente imitando a Oriente.

El Museo cuenta con 3.000 piezas, entre pinturas, esculturas, grabados, objetos de uso cotidiano y de culto, indumentaria, fotografías, mobiliario e instrumentos musicales, en su mayoría de los siglos XVIII a XX, provenientes principalmente de coleccionistas privados y embajadas.

Rocío Boffo, directora del museo, comentó que no fue fácil esta esperada reapertura, ya que es un museo nacional y fue gracias a un subsidio del programa de Mecenazgo porteño que se pudieron hacer las restauraciones necesarias en las salas y montar la muestra. "Además, sabemos que los jóvenes se interesan por la cultura oriental en muchos sentidos, como el K-Pop o el manga, y nos gustaría ser atractivos para ellos". Por eso, hay dos tablets para ver el "antes" y el "después" del lugar y hacer consultas online.

Federico Fischbarg, actual director nacional de Museos, proyecta hacer enroques entre instituciones: el del Grabado, sin sede propia y que ocupa el cuarto piso de la Casa del Bicentenario, sería mudado a dos salas de la planta baja del Palais de Glace; y el Oriental pasaría a ocupar un piso en la Casa del Bicentenario, el edificio que le estaba destinado originalmente. El Decorativo recuperaría la totalidad de sus salas y tanto el del Grabado como el Oriental seguirían sin sede propia, ocupando espacios dentro de otras instituciones. Pero para que todo esto eventualmente suceda, el primer movimiento es reabrir el Palais, cerrado por reformas desde enero de 2018 y con pronóstico de reapertura recién para mitad de 2020.


www.conozcarecoleta.com.ar (3806) - Publicado: Martes 03/09/18