www.conozcarecoleta.com.ar
Ultimas noticias de Recoleta


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Medios Agrupados


Visitante Nro.

La mano negada

A Prilidiano Pueyrredón siempre lo aquejó el mal de amores provocado a causa de haberse enamorado de su prima y cuando pidió la mano de Magdalena, lógicamente, le fue negada por los lazos de sangre que los unía. Esto provocó una reacción increíble, pero real.

Este martes se cumple un siglo y medio del fallecimiento del arquitecto, ingeniero y pintor, Prilidiano Pueyrredón. Había nacido el 24 de enero de 1823, en la quinta Santa Calixta (actual esquina de Libertad y Juncal) y falleció el 3 de noviembre de 1870 en la quinta familiar, en San Isidro. Sus restos descansan en el Cementerio de Recoleta.

El lugar de su fallecimiento fue convertido en "Museo Juan Martín de Pueyrredón", rindiendo homenaje a su padre, un militar y político argentino que se desempeñó como Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Su madre, fue María Calixta Tellechea y Caviedes.

Prilidiano Pueyrredón realizó importantes obras de restauración y ampliación de varios monumentos, entre los que se destaca la Pirámide de Mayo (1856), dejando en su interior, la primera pirámide construida por el alarife Cañete, al cumplirse un año de la Revolución de Mayo de 1810, que había sido el primer monumento patrio. En cuanto a la arquitectura, podemos citar la actual Quinta presidencial de Olivos, proyectada para la familia de Miguel de Azcuénaga, quien años más tarde la obsequió al gobierno como residencia presidencial.

Como pintor, fue autor de cuadros como La siesta, Manuelita Rosas y Un alto en el campo. Lavanderas en el bajo de Belgrano y otras. Casi todas pueden apreciarse en el Museo Nacional de Bellas Artes.

magdalena Prilidiano Pueyrredon

Pero existe una pintura que encierra una historia muy particular. La misma se encuentra en el Museo Pueyrredón. Siempre lo aquejó el mal de amores provocado a causa de haberse enamorado de su prima y cuando pidió la mano de Magdalena, lógicamente, le fue negada por los lazos de sangre que los unía. Prilidiano había pintado un retrato precioso de su enamorada, pero en un ataque de ira, le borró una mano, la que le había sido negada, para que quedara en su obra el testimonio de su desengaño amoroso.

Prilidiano debió resignarse a perder a su amada, era un amor imposible y nunca volvió a enamorarse, murió soltero, a los 47 años.


www.conozcarecoleta.com.ar (2261) - Publicado: Martes 03/11/20