www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

¿Comprarías una propiedad por catálogo?

Retomar las actividades en tiempos de pandemia no es tan fácil para todos. Así como los peluqueros, odontólogos y otros rubros que requieren un contacto muy directo entre quienes brindan el servicio y sus clientes o pacientes, todavía no pueden volver a sus tareas, también el sector inmobiliario tiene sus complicaciones, ya que ¿quién compraría o alquilaría una propiedad que solo puede verse en fotos?

A pesar de la flexibilización de la cuarentena que hace 20 días permitió volver a sus actividades a las inmobiliarias, ahora están creando un protocolo para que se les permita mostrar las propiedades.

Los números resultan preocupantes para el sector inmobiliario, ya que en abril sólo se hicieron siete escrituras de compra-venta.

El mercado ya venía golpeado debido a la recesión económica, pero la pandemia de coronavirus y la cuarentena decretada el 20 de marzo terminaron de paralizar la actividad y eso se reflejó en las pocas escrituras que se realizaron.

Según las estimaciones del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) hay alrededor de 10.000 propiedades en alquiler publicadas en los principales portales de internet y sólo en un fin de semana se realizaron 2.034 mudanzas. Para los inmobiliarios estas cifras indican la necesidad que tienen los porteños de mudarse. Para achicarse, para agrandarse, porque las parejas se separan o porque deciden irse a vivir juntas, porque buscan más sol o balcones.

A los efectos de poder reactivar las operaciones, los corredores inmobiliarios le hicieron llegar al gobierno de la Ciudad una propuesta para volver a mostrar departamentos, locales y oficinas. Un protocolo sanitario que contempla el distanciamiento social y en el que se comprometen a realizar una visita controlada: que el cliente o la clienta no puedan tocar las llaves de luz, ni las canillas y que los espacios se encuentren convenientemente ventilados. Proponen colocar trapos con alcohol o lavandina en el ingreso de las propiedades.

La propuesta está apuntada a reactivar la actividad porque hay gente interesada en hacer operaciones, especialmente alquilar y a la gente no le alcanza con ver fotos y videos, necesita ver la propiedad con sus propios ojos y constatar que todo funcione: luces, canillas, etc.

Armando Pepe, presidente de Cucicba, también pidió que queden habilitados para tasar propiedades.

"Todos los rubros están siendo analizados y se encuentran en estudio -explicaron fuentes del Gobierno porteño-. Es posible que la semana que viene tengamos una reunión con los colegios y las cámaras del sector inmobiliario para interiorizarnos aún más sobre las propuestas. Estamos organizando reuniones y encuentros con todos los sectores. Bares, restaurantes y peluquerías también están en estudio. La semana que viene será importante, porque tendremos más números para evaluar vinculados a las curvas de contagios. Es importante que se mantengan, que no aumenten. Es la única pauta que nos permitiría pensar en futuras aperturas".

La Ciudad pretende evitar volver sobre sus pasos, como ocurrió con el permiso que otorgó a los comercios no esenciales de los centros comerciales a cielo abierto. Fueron habilitados a trabajar el 11 de mayo, pero dos semanas después tuvieron que volver a cerrar. En las últimas semanas, según explican desde el Ministerio de Salud de la Ciudad, el índice R0 -que expresa la tasa de contagios de este virus- se mantiene entre 1,4 y 1,5. Esa es la cantidad de personas a la que contagia una persona infectada.


www.conozcarecoleta.com.ar (3545) - Publicado: Martes 09/06/20