www.conozcarecoleta.com.ar
Ultimas noticias de Recoleta


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Medios Agrupados


Visitante Nro.

Descargo por las críticas a Ramón Carrillo

El nieto de Ramón Carrillo se reunió con autoridades de la DAIA y presentó pruebas de que el ex ministro de Salud de Juan Perón no era un simpatizante nazi. Sobre la polémica de los billetes de 5000 pesos dijo: “Esperemos que se termine este debate insólito y dejen a nuestro abuelo en paz”.

La noticia de que el Gobierno nacional planeaba usar la figura del ex ministro de Salud, Ramón Carrillo, para ilustrar un nuevo billete de $5.000 generó un fuerte revuelo y despertó críticas dentro de la comunidad judía. Sin embargo, la polémica en torno a su supuesto antisemitismo parece estar llegando a su fin.

El lunes 18, las autoridades de la DAIA mantuvieron una reunión con familiares del ex ministro de Juan Domingo Perón y reconocieron que por el momento no han surgido elementos que demuestren que haya tenido simpatías por el nazismo.

“Si aparece alguna prueba la vamos a poner en conocimiento de la familia y vamos a salir a condenarlo. Por ahora las pruebas no están. Nosotros no vamos a condenar a nadie en base a supuestos”, explicó a Infobae Jorge Knoblovits.

No obstante, el presidente de la asociación judía aclaró que la investigación “sigue abierta” y ya han pedido informes al Museo del Holocausto y los investigadores de su propio centro de estudios.

El encuentro fue solicitado por Facundo Carrillo, nieto del ex ministro, quien es secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal del Gobierno porteño. También participaron, vía Zoom, el secretario general de la asociación, Alejandro Zuchovicki, el secretario confederal Gabriel Anmuth y el tesorero Marcos Cohen.

Placa homenaje a Ramon CarrilloTodos escucharon los argumentos de la familia y analizaron las pruebas que presentaron. Entre ellas se encontraba un cofre de plata que el Estado de Israel le obsequió en 1954, cuando dejó la función pública. El presente fue entregado por el ministro de Salud de Israel, Joseph Serlin, en reconocimiento a su labor sanitaria y a su apoyo al reconocimiento del naciente estado judío. En ella se lee: “A Ramón Carrillo, ministro de la Salud Pública de la República Argentina. Un pequeño recuerdo de la Salud Pública del Estado de Israel. Joseph Berlin. Jerusalem 3-V-1954.”

Por otro lado, aportaron unos textos del historiador israelí Salomón Chichilnisky. “Era el mejor amigo de mi abuelo y le salvó la vida dos veces: primero a raíz de su hipertensión y después porque le enviaba dinero para comprar comida cuando estaba exiliado y sus bienes habían sido expropiados por la Revolución Libertadora”, detalló el nieto a Infobae.

Según explicó Facundo, su familia se vio sacudida durante los últimos días por las acusaciones públicas y por eso decidieron hablar primero con quienes se hayan podido sentir ofendidos para “mostrarles que no era cierto”.

Las primeras manifestaciones en contra habían surgido desde el Centro Simón Wiesenthal, una institución dedicada a la memoria del Holocausto y la lucha contra el antisemitismo. “Ramón Carrillo también fue un admirador de Hitler”, denunció su director, Ariel Gelblung. Luego se sumaron el presidente honorario del Museo del Holocausto, Claudio Avruj, y los embajadores de Israel, Galit Ronen, y del Reino Unido, Mark Kent.

La familia Carrillo se comunicó con las autoridades del Centro Simón Wiesenthal y también con el ex secretario de Derechos Humanos. Facundo asegura que los primeros contestaron con evasivas, no presentaron pruebas y tampoco se retractaron. “Armaron flor de lío y ahora no están. Es una actitud irresponsable decir eso y después no sostenerlo ni retractarse”, señaló.

En cambio, reconoció que habló telefónicamente con Avruj, con quien tiene buena relación, y recibió las disculpas correspondientes. Cabe destacar que a pesar de que ambos integraron el gobierno de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires, Avruj no sabía del parentesco.

“Esperemos que pronto se termine este debate insólito y descabellado, con o sin billete. A nosotros lo único que nos interesa es que dejen a nuestro abuelo en paz, que no está para defenderse”, concluyó Facundo.

Dado que el presidente Alberto Fernández descartó públicamente que el gobierno tenga planeado usar su figura, por el momento la polémica parece haber llegado a su fin.

La respuesta del presidente honorario del Museo del Holocausto, Claudio Avruj:

Con Facundo Carrillo, de quien yo desconocía que es nieto del aludido Ramón Carrillo, nos une por suerte una seria relación de afecto y respeto mutuo desde años compartiendo el mismo espacio político y la función pública.

Con él conversé e intercambié mensajes desde el sábado tras la aparición de la nota. Esto debe servir para dejar de lado toda duda y utilización política de mis dichos.

He opinado como un hombre libre en nuestra democracia, desde mis conocimientos y mis convicciones. “Le he explicado a Facundo, y pedí sea extensivo a su familia, que lamento profundamente el dolor que han sentido, daño y agravio a su abuelo que no busqué hacer, y con la misma sinceridad le he manifestado que mi repudio permanente, que comparten millones de argentinos, es a la ayuda y protección que se le ha dado en todo el continente a los jerarcas y criminales nazis que llegaron a nuestros países y recibieron cobijo”.

“Recibo los aportes de Facundo y los agradezco, tomándolos para dar claridad a los hechos de la historia y creo es mi deber manifestar que si desde mi óptica de esos hechos haya deslizado conceptos erróneos debo sostener también desde mi honestidad intelectual que tomó como valor, saber disculparme. Ha sido un error describir al Dr. Carrillo como nazi. La ampliación de información recogida posterior a mi nota me lo exige”. Finalizó Claudio Avruj.

Por su parte el ex ministro de salud porteño, Donato Spacavento, declaró a Perfil "pensamos que es muy raro que Carrillo, descendiente por línea materna de Quichuas, juríes, integrado a los pueblos originarios, bien llamado El Negro, de los que sufrieron en carne propia el sojuzgamiento de las clases dominantes blancas, simpatice con un movimiento político racista e imperialista. Muchachos, cuando se decidan a mentir, mientan mejor, con más fundamento..." y continuó “Ojalá nunca más tengamos que salir a explicar infamias tan grandes y menos para salir a aclarar cuestiones que no eran propias de la bonhomía y el gigantesco médico que fue Ramón Carrillo, fundador del sanitarismo nacional y primer Ministro de Salud Pública y Acción Social de la Nación Argentina.

Mientras que Página 12 publicó: “Resulta por lo menos curioso que la polémica sobre el “nazismo” de Carrillo recién apareciera estos días, cuando tantos hospitales e instalaciones médicas llevan su nombre. Obligado a exiliarse por la “Revolución Libertadora”, el creador del sistema sanitario argentino murió en la miseria en Belem do Pará, Brasil, el 20 de diciembre de 1956 con apenas 50 años”.

Ginés González García, actual ministro de Salud de la Nación, declaró en Clarín: “Uno de los mayores honores que me dio la vida fue haber tratado largamente con las familias de Ramón Carrillo y Arturo Oñativia. Tuve así oportunidad de averiguar más sobre el trasfondo de muchas de sus acciones públicas y privadas, que fueron fiel reflejo de las ideas y los valores humanistas de los dos principales movimientos populares de la historia argentina. Por eso impulsé desde el Estado varios homenajes a su memoria: sus figuras ya son de todos los argentinos y deben estar excluidas de las miserias lamentablemente tan frecuentes en las disputas partidarias”.

Quizás una de sus frases más célebres nos indique que aún su obra está inconclusa: “Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas."


www.conozcarecoleta.com.ar (7736) - Publicado: Miércoles 27/05/20
Fuentes consultadas: Infobae – Perfil – Página 12