www.conozcarecoleta.com.ar

Serv. Meteorologico Nacional

Visitante Nro.

Basílica Nuestra Señora del Pilar


A comienzos del siglo XVIII el señor Valdéz e Inclán, hombre de alta alcurnia residente en nuestro país, recibió desde España la noticia de que su madre se encontraba muy enferma, por lo cual, en conformidad con su esposa, hizo una promesa a la virgen del Pilar (Patrona de Zaragoza), ofreciéndole (si su madre se curaba) donar un terreno que poseía, para levantar allí una iglesia.

Al enterarse de que su madre estaba fuera de peligro, inmediatamente cumplió con su promesa.

El señor Juan de Narbona, nacido en Zaragoza (España) donó el dinero para la construcción de la Iglesia y pidió que fuera puesta bajo la advocación de la virgen del Pilar.

Su arquitectura

Fue proyectada por los arquitectos jesuitas Bianqui y Prímoli.

El templo se caracteriza por la sencillez de su fachada asimétrica.
Un doble juego de pilastras soportan un frontis triangular, coronado por cinco pináculos.
A la izquierda se eleva la torre del campanario, de base cuadrada, coronada por un tambor con ventanas que es rematado por una cupulina en forma de campana, revestida en azulejos de color blanco y azul. En su extremo superior, una bola de bronce soporta una cruz de hierro forjado y una veleta. Al momento de su construcción era el punto más alto de la ciudad de Buenos Aires.
A la derecha se halla una espadaña con doble arcada, coronada por tres pináculos, a la que posteriormente se incorporó un reloj esférico de mampostería, de origen inglés.

Al ingresar al atrio, que lo separa de la calle mediante una reja con puntas de lanza (de fines del siglo XVIII) se puede apreciar sobre la pared, a mano izquierda, una mayólica que muestra la imagen de la iglesia vista desde el río a fines del siglo XVIII, realizada por el artista valenciano José Remo. Es una reproducción de un cuadro pintado por el artista español Brambila.
Delante del mural se encuentra emplazado un busto que recuerda a Doña Rafaela de Vera Mujica, esposa del Virrey del Pino, primer virrey del Río de la Plata, quien está sepultada en el interior de la Basílica.

La iglesia fue inaugurada en el año 1732 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1942.

Interior del Templo

La iglesia está trazada en planta jesuítica, lo que significa que cuenta con una sola nave.

Al ingresar, sobre el lateral derecho se encuentra el "Altar de las Reliquias", en el cual se reunen reliquias de algunos mártires, para ser honrados particularmente. También hay imágenes de cera y madera, hornacinas y marcos con aplicaciones de carey, peltre y hojalata, que por su forma y calidad, parecen ser italianos.

Sobre el lado izquierdo, se encuentra la Capilla de San Pedro de Alcántara. Este recinto está dividido en dos partes separadas. La primera, traspasando la reja de hierro, es donde se colocó la imagen del santo (extraordinaria escultura en madera, atribuida al artista español Alonso Cano). Allí también se encuentra el Bautisterio.
San Pedro de Alcántara es considerado el segundo Patrono de la Basílica.
En la segunda parte de esta capilla, encontramos un pequeño espacio reservado para orar.

En el interior del templo pueden apreciarse tres tipos de imágenes:

  • de talla completa (San Pedro de Alcántara)
  • de vestir (Cristo Peregrino-Altar de las Reliquias)
  • de tela encolada (Virgen del Carmen)

El vía crucis: las estaciones del calvario fueron realizadas en mayólica de colores en el famoso taller de Ramos Rejano, en Sevilla.
El actual vía crucis reemplazó al original, que eran catorce cuadros al óleo, con marcos dorados, muy grandes y desproporcionados para las dimensiones de esta iglesia, por lo cual fueron trasladados a la Catedral de Buenos Aires.

El púlpito es de estilo barroco, realizado en madera tallada, probablemente por maestros españoles o criollos, pertenecientes a la segunda mitad del siglo XVIII.
Fabricado en Buenos Aires con dorado a la hoja y fondo gris. Esta coronado por la imagen de San Pedro de Alcántara.

El retablo es el más antiguo existente en Buenos Aires fue realizado en cedro paraguayo, que tiene la particularidad de no virarse ni aflojarse, por los españoles Domingo Mendizábal, Ignacio de Arregui y Miguel Careaga.
Es una obra maestra del arte barroco, dividido en dos cuerpos por una cornisa, soportada por seis columnas. Está trabajado a mano, pulido, policromado y dorado a la hoja.
La imagen de la virgen del Pilar ocupa el nicho central.

A la izquierda se encuentra la imagen de Santo Domingo Guzmán y a la derecha la de San Francisco de Asís.
Ambos santos renovaron el cristianismo con sus predicaciones y heroicos ejemplos.
En la parte superior, en el centro, se ha ubicado el escudo de la basílica, que consiste en una columna en oro y sobre ella una estrella de plata, sobre fondo azul. Todo está cubierto con la sombrilla que simboliza el rango de basílica, en azules y oro.
Dicha sombrilla también se hace presente a la derecha de la mesa del altar, a franjas rojas y amarillas.
La iglesia fue elevada a la dignidad de Basílica menor el 12 de marzo de 1936 por Su Santidad, el Papa Pío XI.

El frente del altar mayor mide 3 metros de largo por 0,98 cm de alto.
Está compuesto por láminas de plata repujadas, trabajadas a martillo, remachadas una contra otra.
Procede del Alto Perú, probablemente de Cuzco. Así lo sugiere el sol de los Incas que aparece en el centro de una de las placas. Cada una tiene un medallón o escudete circular con símbolos e iniciales de la Compañía de Jesús. El del centro lleva las iniciales de la virgen María (V.M), el de arriba, JHS (Jesús Hominum Salvator) con la cruz, los sagrados corazones y los clavos de la crucifixión. El de arriba, a la derecha, lleva una estrella (la de Belén); abajo, a la izquierda, San Daniel (santo mártir de la orden franciscana, que sostiene en una mano la palma simbólica del martirio y en la otra, una custodia. A la derecha, San Miguel Arcángel.

Debajo del Altar Mayor se encuentra sepultado el padre Fray Francisco Altolaguirre, uno de los Superiores de la Congregación Franciscana -1774-
Completan el Altar Mayor dos candelabros para velas, que siguiendo el estilo general, se hallan a ambos lados del altar.
Las luces que iluminan el Altar Mayor no son las auténticas, fueron colocadas en 1934.

A lo largo de la nave se encuentra siete altares.
Ingresando por la derecha encontraremos:

  • Altar del Señor de la Paciencia y la Humildad: se trata de una imagen de madera tallada, probablemente proveniente de Sevilla.
  • Altar de Santa Ana: imagen de la santa con la virgen niña.
  • Altar de la Virgen de la Soledad: imagen con el rostro y las manos talladas en madera, de origen español. Está policromada.

El Cristo Crucificado es otra valiosa talla, de procedencia americana y perteneció a los jesuitas, siendo donado a los frailes recoletos a pedido de Fray Altolaguirre.
La expresión del rostro de Cristo es de agonía, tiene la cabeza reclinada sobre el pecho
Y su cuerpo que evidencia la rigidez de la muerte.

Frente a estos altares encontraremos:

  • Altar de la Virgen del Carmen: la imagen labrada en madera y policromada. Desde el 8 de septiembre de 2005, a la derecha de la virgen, se encuentra entronizada la imágen de la Beata Madre Teresa de Calcuta (de madera tallada).
  • Altar de San José: la imagen fue donada por una de las iglesias de los Valles Calchaquíes. Realizada por Tomás Cabrera, en Salta en 1782.
  • Altar de la Virgen de Luján: es una excelente copia de la original.
  • Altar del Sagrado Corazón de Jesús: se diferencia de los demás por ser más simple, menos recargado y con columnas salomónicas. La imagen es de madera y data del siglo XVIII.

La iglesia alberga sepulcros de gran importancia, tanto histórica como escultórica.
Allí fueron enterrados:
Juan de Narbona en 1750.
La virreina vieja (viuda del virrey del Pino).
La madre del Gral. Lavalle.
La primera esposa de Juan Martín de Pueyrredón.
El doctor Miguel O´Gorman, precursor de nuestra medicina y tío de Camila.
Ignacio de Irigoyen, Deán de la Catedral.
Nicolás Flores, fundador de la Sociedad San Vicente de Paul.

Texto: Susana Espósito - Fotos: Luis Leoz

Para más información puede visitar www.iglesiadelpilar.com.ar sitio web dedicado íntegramente a la Basílica del Pilar, del cual somos autores.


Bibliografía consultada:
Historia de los barrios - Vicente O Cutolo
Buenos Aires nos cuenta Nº13
Folleto impreso por la Basílica del Pilar
Imaginería Religiosa: asesoramiento de la profesora María Inés Alonso



Contador gratis
Visitas guiadas, City tour y Excursiones, consúltenos.
Teléfonos: 15-5614-8869 o 15-5850-3110